Comer pescado en El Médano

Comer pescado en El Médano es una experiencia que se debe realizar en un lugar apropiado. Para apostar sobre seguro lo mejor es que se visite el restaurante El Ancla. Somos especialistas en el cuidado de esta materia prima. Tratamos en producto fresco de la forma más apropiada posible.

Los frutos del mar

Los frutos del mar se transforman en un bocado exquisito. De la mano de nuestros expertos cocineros los elaboramos lo mínimo posible. Comer pesado en El Médano es distinto del resto de zonas de la isla. El Ancla cocina cada plato con la convicción de potenciar aún más su sabor característico.

Comer pescado en El Médano

Comer pescado en El Médano en la Playa de La JaquitaEl punto del cocción del pescado es uno de los secretos del éxito. Para comer un buen pescado en El Médano se debe degustar el producto con todas sus propiedades.

Nuestros tataki de atún es un plato del que solamente se degusta el sabor del pescado fresco de la zona. Tal y como lo traen los pescadores, es limpiado y preparado para servir la mesa del comensal.

Cebiche y los frutos del mar

Una de nuestras especializades es el cebiche. El pescado se cocina lo mínimo posible para potenciar su sabor de un modo que se sentirá en estado puro cada bocado de este pescado. Un aliño cuyo secreto solo conocen nuestros cocineros remata este plato de pescado único.

Además ofrecemos un tartar de salmón que ha recibido las mejores críticas de nuestros comensales. Este pescado se sirve de una forma elegante y gustosa.

Expertos en pescados

Con la Playa de la Jaquita a las puertas, comer en el Médano desde el restaurante El Ancla se ha convertido en una tradición para los visitantes.

Con el título de ser expertos en pescados nos hemos ganado una fama que rompe todas las fronteras. Se trata de cuidar esos frutos del mar y de servirlos en las mejores condiciones posibles.

Nuestra carta se ve modificada con cada nuevo producto que llega del mar a la cocina. Este es el circuito básico que seguimos directamente va su lugar de origen a la mesa del comensal.

Los productos son tan frescos que en solo unas horas de diferencia podían estar en el mar. Servir pescado es una de nuestras especialidades más laureadas.

Solo aquel que nos visita una vez puede apreciar esta grandeza a la hora de cocinar. Cuando pruebe nuestros pescados no podrá evitar volver siempre que sea posible.