Restaurantes en Tenerife

Los restaurantes en Tenerife combinan la exquisita gastronomía canaria con un ambiente cálido, amable y desenvuelto.

Estos establecimientos suelen ubicarse en lugares preferentes, en muchos casos cerca de la playa o al amparo de pequeños pueblecitos con encanto.

Un buen número de ellos, además, permiten disfrutar de excelentes vistas del entorno mientras se descubren sus delicias.

restaurantes en Tenerife

Una atención esmerada

Los canarios tienen una merecida fama de personas agradables, cálidas, cercanas y solícitas.

Estos rasgos se aprecian también en el personal de los restaurantes en Tenerife, que atienden a sus clientes con una proverbial mezcla de amabilidad y profesionalidad que garantiza una satisfacción integral.

El Ancla es un local perfecto para disfrutar de este trato esmerado y exquisito.

Sabores de referencia en los restaurantes en Tenerife

La gastronomía tinerfeña es rica en contrastes, sabores y productos naturales.

Sencillez y sabor se conjugan en sus platos, elaborados con artículos de la tierra, especialmente frutas (tropicales o no), verduras, pescado fresco, carne y papas.

El puchero canario, que se prepara con verduras y carne, es uno de los platos más nutritivos y saludables de la cocina española.

Además, el gofio es un cereal muy valorado y utilizado en la isla, el cual se mezcla con casi todo: desde las lentejas al puchero, pasando por postres, galletas y yogures.

También el queso de cabra, la gran variedad de pescados y la miel forman parte de los extraordinarios condimentos habituales en los restaurantes en Tenerife.

En el Restaurante El Ancla se presentan este tipo de ingredientes integrados no solo en platos autóctonos, tradicionales, de la tierra, sino también en atractivas recetas innovadoras que aportan sabores nuevos y buen gusto.

En definitiva, una carta que no hay que perderse.

Un local privilegiado

Entre todos los restaurantes en Tenerife, El Ancla ocupa un lugar privilegiado por la calidad y variedad de sus recetas, la atención impecable y su perfecta localización en El Médano, a pie de playa y con unas vistas únicas.

Cuando los camareros aparecen con sus delicadas obras de arte gastronómicas entre sus manos, los clientes disfrutan al apreciar la esmerada presentación de cada plato.

A continuación, al saborerarlos, se sienten plenamente satisfechos y encantados de haber escogido El Ancla entre la amplia oferta existente de restaurantes en Tenerife.